Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

Para vacunar a mi hijo frente a varicela antes de los 4 años:

Área de usuario

Deformidades de las piernas y los pies

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 23-01-2012

PIERNAS ARQUEDAS O EN PARÉNTESIS Y PIERNAS EN “X”

¿A qué edad se observan?

Entre el año y los dos años de edad es normal el arqueamiento de las piernas (genu varo), y entre los tres y los seis que las rodillas estén juntas y los tobillos separados o piernas en “X” (genu valgo). Ambos procesos suelen ser variantes de la normalidad, que se resuelven espontáneamente, sin tratamiento. No hace falta usar calzado especial ni aparatos correctores.

¿Cuándo se debe pensar en una enfermedad?

Sólo raras veces su origen puede ser a causa de una enfermedad. Cabe pensar en esta eventualidad cuando:

  • La curvatura es extrema.

  • Sólo se afecta una pierna.

  • El arqueamiento empeora a partir de los 2 años.

  • Las rodillas siguen juntas después de los 7-8 años.

  • La talla del niño es baja para la edad.

 

PIE PLANO

¿A qué edad se suelen observar los pies planos flexibles?

En los primeros años de vida es normal que el niño casi no tenga arco plantar cuando anda sobre una superficie plana. Ello se debe a la flexibilidad de las articulaciones del pie, que hace que vuelque un poco hacia dentro (valgo de talón), y a la presencia de una almohadilla grasa en su borde interno. En cambio, cuando se pone de puntillas, se puede ver cómo se forma un arco en él, y ello refleja que el pie es normal. Aunque la mayor parte se resuelven hacia los 6 años de edad, siempre que los pies sean flexibles y no tengan limitación de la movilidad, no hace falta ningún tratamiento (ni zapatos especiales, ni plantillas, ni ejercicios).

Ante un pie plano, ¿qué signos deben alertar de una posible anomalía?

La limitación de la movilidad del pie, hacia arriba, hacia abajo, o hacia los lados, o el dolor con el ejercicio no son propios del pie plano flexible y deben ser siempre consultados.

 

PIE CAVO

¿Qué se entiende por pie cavo?

Se trata de un cuadro que se desarrolla poco a poco a partir de la edad escolar. El pie tiene un excesivo arco plantar (lo contrario que en el pie plano). Dado que con el paso del tiempo puede causar dolor en los pies, retracciones de los dedos y comprometer la función del pie, se debe consultar con el ortopeda pediátrico cuando se detecte.

 

DEFORMIDADES DEL PIE EN EL RECIÉN NACIDO

¿Qué hacer ante una deformidad en el pie del recién nacido?

Como norma, toda deformidad en el pie del recién nacido debe ser evaluada por el pediatra. Él determinará la flexibilidad del mismo, la necesidad de una ecografía de caderas para ver si hay patología asociada, y considerará el tratamiento a seguir en cada caso o si hay que derivar al ortopeda. Con el tratamiento de estos cuadros se persigue su corrección antes de que el niño comience a andar.

¿Cuáles son las deformidades más frecuentes del pie del recién nacido?

a. Metatarso varo. Es la deformidad congénita más frecuente del pie. Se trata de una desviación hacia dentro de la parte anterior del pie, que toma una forma en «C». Ver figura (1.a). Puede ser de dos tipos:

  • Posicional: sin anomalías óseas asociadas.

  • Estructural (rígida): caracterizada por la presencia de un pliegue profundo en la planta del pie. Suele ser necesario el empleo de yesos.

b. Pie talo o talo-valgo (pie flexionado -hacia arriba- y a veces girado hacia fuera). Es una deformidad posicional relativamente flexible. Lo más destacado es que cursa con flexión del pie, el cual puede llegar a tocar con la parte anterior de la pierna. Ver figura (1.b). Se suele resolver en poco tiempo con la práctica de ejercicios de estiramiento. Se realizan varias veces al día, coincidiendo con cada cambio de pañal.

c. Pie equinovaro o zambo. Cursa con extensión del pie (equino o pie flexionado hacia abajo), y rotación hacia dentro y hacia arriba de la parte anterior del pie (aducción y supinación). Ver figura (1.c). Lo más frecuente es que sea congénito, sin una causa clara, y de presentación aislada. El tratamiento debe instaurarse pronto por parte del ortopeda infantil y consiste en:

  • Yesos para corregir de forma progresiva la deformidad.

  • Cirugía para alargar el tendón de Aquiles.

  • Botas giradas hacia fuera y unidas por una barra, para consolidar la posición normal del pie.

Figura 1. Deformidades más frecuentes del pié

 

DEDOS MONTADOS O EN TIRABUZÓN

¿Qué son los dedos montados o en tirabuzón?

Es la superposición de dos dedos, de modo que uno monta sobre otro. Habitualmente se afectan el cuarto y quinto dedo, aunque también puede ocurrir en otros dedos (segundo y tercero). Suele ser una deformidad familiar, bilateral y simétrica.

¿Cómo se tratan?

La mitad de los casos se corrigen espontáneamente con la deambulación y la carga. El uso de vendajes no es útil.

 

SINDACTILIA

¿Qué es la sindactilia?

Es la unión de dos dedos del pie por una membrana. Se suelen afectar el segundo y el tercero. No precisa tratamiento.

 

JUANETES

¿Qué son los juanetes?

Los juanetes, o hallux valgus, son una deformidad hereditaria, que se presenta en torno a los 8-10 años de edad. Afecta a la articulación del primer dedo del pie con el primer metatarsiano. Consiste en una desviación hacia fuera del primer dedo y en una desviación hacia dentro del metatarsiano con el que se articula.

Se aconseja el tratamiento precoz, por lo que debe ser derivado al ortopeda tras su detección.

Fecha de publicación: 23-01-2012
Autor/es: