Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Tienes claro en que consiste el acoso escolar (Bullying)?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2EdMBzd

Área de usuario

El antibiótico de tres días ¿cuándo usarlo?

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 14-11-2018

 Cuando los pediatras prescribimos un antibiótico a los niños, a veces los padres nos piden que demos a su hijo "el antibiótico de los tres días". Pero, ¿es siempre el más adecuado?

¿Para qué sirven los antibióticos?

Los antibióticos sirven para curar las infecciones producidas por bacterias. No son eficaces ni necesarios para el tratamiento de las infecciones producidas por virus (como los catarros, aunque sean con fiebre). Además hay infecciones bacterianas que se curan por sí solas, no siendo necesario dar antibióticos.

Los antibióticos también pueden producir efectos indeseados y favorecer el desarrollo de bacterias resistentes a ellos  Por esto sólo se deben usar cuando esté claro que le vayan a producir al niño/a un efecto beneficioso.  

¿Da igual un antibiótico que otro? ¿Por qué el médico receta un antibiótico y no otro?

Los antibióticos no son todos iguales. Las bacterias y los tipos de infección también son diferentes. Al pediatra le toca elegir el antibiótico más adecuado para cada infección. Lo elegirá en función del lugar de la infección, la bacteria que sospeche como causa, la gravedad de la enfermedad, la edad del paciente, si tiene otras enfermedades o toma otros tratamientos, si es alérgico y de la proporción de bacterias resistentes que haya en la zona. También tendrá en cuenta que tenga una pauta de administración fácil de cumplir.

A veces le han dado a mi hijo el mismo antibiótico a diferentes dosis y con distinta pauta ¿por qué?

Un mismo antibiótico, como la amoxicilina, puede ser necesario usarlo a distinta dosis, según el tipo de infección y la bacteria que se sospeche. 

¿Hay que cumplir estrictamente el horario de las tomas? ¿Si es cada 8 horas puede ser desayuno-comida-cena?

Es importante completar todos los días de tratamiento y a la dosis indicada. Los antibióticos que más se usan se dan en tres, dos o una dosis al día. Si el antibiótico se ha de tomar 3 veces al día, como el día tiene 24 horas, se debe tomar más o menos cada 8 horas. Dos veces al día equivale a cada 12 horas y una vez al día a cada 24 horas.

El reparto de dosis se puede adaptar a la vida diaria del niño y de los padres para que sea más fácil el cumplimiento. Si se debe tomar tres veces al día, se puede tomar en el desayuno, la comida y la cena. Esto puede ser si el médico ha indicado que se puede tomar junto con la comida y siempre que las comidas estén suficientemente separadas, para acercar la pauta a cada 8 horas. Otra opción podría ser dar una dosis al despertarse el niño, otra durante o después de la comida y otra antes de acostarse o a la hora de acostarse los padres.

¿Cuál es el antibiótico de 3 días?

El "antibiótico de 3 días" es la azitromicina, un tipo de antibiótico del grupo de los macrólidos. Se toma una vez al día y durante pocos días (3 a 5). Se queda en los tejidos del cuerpo durante largo tiempo y por eso se toma pocos días. Un tratamiento de tres días de azitromicina equivale a un tratamiento de 10 días con otros antibióticos, como la amoxicilina.

¿Para qué se usa la azitromicina?

Los antibióticos macrólidos como la azitromicina son de elección para algunos tipos de infección, como la tosferina (tanto para el tratamiento como la prevención en los contactos), la neumonía atípica (producida por una bacteria llamada Mycoplasma) y para algunas gastroenteritis producidas por bacterias. En los pacientes con alergia a la amoxicilina, los macrólidos se usan como alternativa a la misma.

Es muy cómodo realizar el tratamiento de tres días ¿no lo deberían recetar en primer lugar los pediatras?

La azitromicina no es el antibiótico más efectivo frente a las bacterias que producen las infecciones más frecuentes como las otitis, sinusitis o faringoamigdalitis. Una alta proporción de las bacterias que causan estas infecciones son resistentes a este tipo de antibióticos debido a su excesivo uso en los últimos tiempos. Para estas infecciones la mejor opción son los antibióticos del tipo de la amoxicilina.

Aunque es un antibiótico fácil de cumplir, no quiere decir que sea más "flojo" o "menos antibiótico" que otros. Puede producir efectos secundarios (algunos graves, como arritmias cardiacas, aunque no es frecuente en niños).

En resumen

Los médicos a la hora de recetar antibióticos tienen en cuenta que el tratamiento sea fácil de cumplir (pocas tomas), pero también deben tener en cuenta otras cosas. Por ello, el "antibiótico de los 3 días", la azitromicina, a pesar de su comodidad, no siempre es el más indicado para las infecciones de los niños. Debemos fiarnos de su criterio médico y no presionar para que receten antibióticos o nos receten uno en concreto.  

¿Dónde encontrar más información?

En Familia y Salud:

También te puede interesar:

Descarga la infografía en pdf o pincha la imagen para verla mejor.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 14-11-2018
Autor/es: