Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Cómo poner la adrenalina autoinyectable

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 5-08-2013

El uso inmediato de adrenalina es el tratamiento de elección para las reacciones de anafilaxia. Si se pone de forma intramuscular, el efecto es más rápido y es igual de seguro que por vía subcutánea.

Hay autoinyectores de adrenalina que se venden con dos nombres: Altellus® y Jext®.

Tienen una forma cilíndrica, como un bolígrafo. En un extremo (de color naranja en Altellus y de color negro en Jext) está la aguja protegida. En el otro extremo hay un tapón de seguridad (que es azul en Altellus y de color amarillo en Jext) que hay que quitar cuando se vaya a usar.

Al clavar por la parte que contiene la aguja, una vez que se ha quitado el tapón de seguridad del otro extremo, la aguja sale y penetra en la zona dónde se quiere inyectar la adrenalina.

La mejor zona para pinchar es en el muslo, incluso a través de la ropa, donde tenga más masa muscular. Se presiona hacia abajo hasta oír un clic, o incluso clavando con fuerza de forma perpendicular al muslo, para que la aguja penetre y llegue al músculo. Mantener unos 10 segundos, retirar la aguja y masajear la zona.

Modo de administrar adrenalina autoinyectable (Altellus o Jext)

1- Agarrarlo como un puñal y quitar la tapa, azul (Altellus) o amarilla (Jext), de la parte de atrás más ancha

2- Apoyar en el muslo la parte estrecha, naranja (Altellus) o negra (Jext), donde tenga más masa muscular (incluso a través de la ropa)

3- Hacer presión hacia abajo hasta oir un “clic”

4- Mantener unos 10 segundos y retirar

5- Hacer masaje en la zona unos 10 segundos

6- Se pueden repetir dosis cada de 10-15 minutos si no está mejor, hasta 3 dosis si hace falta

Ver videos de demostraciónAltellusJext

La adrenalina autoinyectable se compra en farmacias con receta médica.

Hay disponibles 2 presentaciones con 2 dosis diferentes de adrenalina: 0,15 y 0,30 mg. 

Para niños de 10 a 25 kg se aconseja la dosis de 0,15 y para mayores de 25 kg la de 0,30 mg.

Hay que tener en cuenta la caducidad de la adrenalina y comprar otra nueva cuando caduque, desechando la anterior.

Después de poner la adrenalina se debe de colocar al niño en una posición cómoda, tumbado y con las piernas en alto (salvo que esté vomitando o con dificultad para respirar). Los niños que estén inconscientes, pero que respiran por su cuenta, se deben poner de lado, asegurando que pueda entrar el aire por  la nariz y la boca.

Una vez hecho esto y aunque el niño esté mejor se ha de pedir ayuda para llevar al niño a un servicio de Urgencias Hospitalarias. Se pedirá de forma rápida una ambulancia (teléfono 112) si la situación lo requiere. El niño tiene que ser vigilado en las horas posteriores en el Hospital en dónde se valorará si hacen falta otros tratamientos.

- Se tiene que enseñar a los niños, familiares y a sus cuidadores la forma de usar la adrenalina autoinyectable.

- Se recomienda que los niños de riesgo lleven esta adrenalina con ellos siempre. En caso de niños pequeños la deben llevar sus familiares y cuidadores.

- También la deben tener en el centro escolar en el que esté escolarizado el niño para que la usen en caso de necesidad.

La Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex, en colaboración con las Asociaciones de Pediatría y Alergia, ha elaborado un documento con instrucciones y pautas a seguir por los profesores y educadores en caso de que el niño alérgico sufra una reacción en el colegio. Protocolo de actuación ante una reacción alérgica en la escuela

Recordar que:

- En la anafilaxia, los inhaladores y/o antihistamínicos no sustituyen a la adrenalina.

- Como norma general, si duda si debe poner o no la adrenalina, es mejor administrarla.

- ¿Qué le puede pasar al niño si se le pone adrenalina y en realidad no le hace falta? Puede tener temblores, palpitaciones y nerviosismo, que ceden espontáneamente sin dejar secuelas.

Enlaces útiles

Fecha de publicación: 5-08-2013
Autor/es: