Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¿Es verdad que la piel tiene memoria?

Artículo relacionado: http://bit.ly/2xiPXgo

Área de usuario

Vacunas frente a la Meningitis

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
  • WhatsApp
Fecha de publicación: 5-03-2014

Las meninges son las membranas que recubren el cerebro, Su inflamación se llama meningitis. Un 80% de las meningitis ocurren en la infancia, sobre todo por debajo de los 10 años.

Los síntomas de los niños son muy variados dependiendo de la edad, Casi todos presentan fiebre y vómitos. Los menores de dos años tienen mas irritabilidad y llanto. Mientras que en los mayores pueden predominar el dolor de cabeza con confusión y somnolencia.

La introducción de las vacunas frente a los gérmenes responsables de esta enfermedad ha disminuido la incidencia de la misma. Y aunque el desarrollo de antibióticos más efectivos ha mejorado el pronóstico, las secuelas y la mortalidad siguen siendo importantes en la población infantil.

Causas de meningitis

Puede ser originada por gérmenes diversos:

A. Virus

Los virus que con mas frecuencia van a producir una meningitis son los herpes virus, los enterovirus y el de la parotiditis.

La meningitis viral no tiene tratamiento específico. Los antibióticos no son eficaces para tratar enfermedades virales. Únicamente se usarán medidas para que el niño esté mas cómodo e hidratado. Administrando un analgésico para el dolor, fiebre o malestar; y suero intravenoso si no toleran la alimentación.

B. Bacterias

Los más frecuentes y severas están producidas por:

  • Neisseria meningitidis o meningococo. En nuestro país, la mayoría son de los grupos B y C
  • Streptococcus peumoniae o neumococo
  • Haemoplilus infuenzae tipo b (Hib)
  • Staphylococcus aureus       

Clínica

Es diferente según la edad del niño. Se presenta de forma brusca en la mayoría de los casos con fiebre, vómitos, rechazo del alimento, decaimiento o irritabilidad y dolor de cabeza. A veces puede acompañarse de convulsiones. Y en otros casos puede ser rápidamente progresiva y evolucionar a un shock séptico y fallo general del organismo con una mortalidad elevada.

Suelen aparecer los “signos meníngeos”, característicos de esta enfermedad.

Algunas maniobras ayudan para el diagnostico, todas se realizan con el paciente tumbado boca arriba, destacan:

- La rigidez de nuca al doblar la cabeza hacia el pecho

- La flexión de la cabeza suele acompañarse de una flexión de ambas rodillas

- Con las extremidades inferiores estiradas, al intentar elevarlas el movimiento esta limitado y provoca dolor en la espalda.

Pronóstico

La meningitis bacteriana tiene una mortalidad del 4,5% en los países desarrollados, siendo mas frecuente en las producidas por Meningococo y Neumococo.

También son frecuentes las secuelas una vez superada la fase aguda en un 25 % de los niños. Entre estas destacan:

  • sordera neurosensorial. Frecuente en el caso del neumococo
  • epilepsia y retraso psicomotor
  • amputaciones de las zonas distales de las extremidades. Sobre todo en casos de sepsis meningocócica con coagulación intravascular diseminada,

¿Se puede prevenir la meningitis?

Afortunadamente se pueden prevenir mediante distintas vacunas que se administran en los primeros meses de la vida.

Hay que recordar que cada vacuna protege frente a un germen determinado (no protege frente a la enfermedad meningitis). Y que la meningitis por Meningococo B, posiblemente la más severa y la que con mas frecuencia desarrolla un cuadro con graves secuelas, e incluso con resultado de muerte en un 10 % de los casos, no tiene vacuna comercializada hasta la actualidad (ya está desarrollada y aprobada y se espera que en un año se pueda disponer de ella para su administración).

Vacunas frente a gérmenes que pueden producir meningitis

1.- Vacuna para proteger de la meningitis por Haemophilus influenzae

Se administra junto con otras 5 vacunas más del calendario habitual, en el mismo pinchazo.

La pauta mas común es administrarla a los 2, 4 y 6 meses, y una dosis de recuerdo entre los 15 y 18 meses

Su eficacia es del 90-95 % con dos dosis de vacuna. Tras su introducción en el calendario vacunal sistemático infantil en 1998 la enfermedad invasiva por Hib (incluida la meningitis) ha desaparecido prácticamente de nuestro país

2.- Vacuna para proteger de la meningitis por Meningococo C

Se administran 3 o 4 dosis de vacuna conjugada monovalente, según el preparado vacunal que se utilice, con la siguiente pauta: 1 dosis a los 2 meses de edad (ó a los 2 y 4 meses), otra dosis a los 12 meses de edad y otra dosis de refuerzo a los 12 años.

La eficacia es del 90% cuando se administra a partir de los 2 meses y se completa con una segunda dosis en el 2º año de vida.

Recientemente se ha comercializado en España la primera vacuna frente al meningococo B. Pero en nuestro país se ha limitado a uso hospitalario (y sólo para un grupo reducido de personas afectas de algunas inmunodeficiencias).

3.- Vacuna para proteger de la meningitis por Neumococo

Se administra a los 2, 4 y 6 meses con una dosis de recuerdo entre los 12 y 15 meses

Esta vacuna tiene una eficacia de 97,4 % para evitar enfermedades neumocócicas invasivas (meningitis, neumonías, bacteriemia, sepsis).

Actualmente, se administra dentro del programa infantil de vacunación únicamente en la Comunidad de Galicia, a los 2, 4 y 18 meses. En el resto de Comunidades Autónomas es voluntario (hay que comprarlas), excepto para un reducido grupo de niños de riesgo.

Sin embargo la Asociación Española de Pediatría recomienda la inclusión de esta vacuna, específicamente la que contiene 13 serotipos de neumococos, en el calendario de vacunación de todos los niños.

¿Es recomendable poner estas vacunas?

​- Están recomendadas de forma rutinaria en todos los niños en los primeros años de vida por su eficacia y efectividad. Protegen a los niños desde las primeras dosis.

- Su perfil de seguridad es muy alto, Sólo en ocasiones da síntomas leves como fiebre poco elevada o irritabilidad y ligera reacción en el lugar de la inyección.

- Previenen enfermedades no solo graves en si mismas, sino también con posibilidades de desarrollar secuelas severas.

Más información

Fecha de publicación: 5-03-2014
Última fecha de actualización: 16-01-2015
Autor/es: