Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

La visita del Programa de Salud Infantil en el segundo año de vida

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 21-10-2015

Del año a los dos años, se van adquirir habilidades tan importantes como caminar y decir frases sencillas.

¿Por qué es importante acudir al pediatra si el niño está sano?

Como a cualquier edad es de vital importancia la revisión del niño dentro del Programa de Salud Infantil. Se evaluarán aspectos como el desarrollo psicomotor, el crecimiento, la alimentación y se darán consejos anticipatorios de salud. Se detectan problemas de salud de manera precoz.

¿Cuántas veces se debe de ir al pediatra entre los 12 y los 24 meses?

No hay un calendario ideal de revisiones. Por ello, es distinto en las diferentes Comunidades Autónomas. Habitualmente se recomiendan tres visitas. Una de ellas entre los 12 y 15 meses, otra entre los 15-18 meses y la tercera de los 18 a los 24 meses. Suelen coincidir con las vacunas. Es necesario que a las visitas de salud infantil llevéis la cartilla vacunal de vuestro hijo y la tarjeta sanitaria.

¿Qué aspectos se van a valorar en las revisiones?

A. El crecimiento. Con frecuencia a los padres les preocupa. La valoración del crecimiento es un indicador muy sensible de su estado de salud y bienestar.

- De los 12 a 24 meses los niños crecen muy rápidamente. Es similar a la adolescencia. En este periodo la alimentación sigue siendo el principal determinante del crecimiento. Tras este periodo, los niños alcanzaran su propio potencial de desarrollo.

- En cuanto al peso, se valorará si lo gana de forma adecuada. Muchas enfermedades pueden manifestarse con estancamiento de la curva de peso.

B. La alimentación. A partir de los 12 meses el niño se incorpora a la alimentación familiar.

- Es fundamental el inicio de ingesta de alimentos sólidos de manera paulatina. Se debe favorecer así la masticación.

- Es recomendable realizar cinco comidas. Los hidratos de carbono (el arroz, la pasta, los cereales) deben ser la principal fuente de energía. La variedad de la dieta, es muy importante.

- Al año de vida, ya podrá tomar leche entera de vaca. No se recomienda la leche semi- o desnatada en los menores de dos años. Si el niño sigue con lactancia materna puede mantenerla. No se recomienda tomar más de 3 raciones de leche al día o derivados. Se debe evitar el uso prolongado de biberones.

- Es bueno que los niños coman frutas varias veces al día. Mejor a trocitos, a mordiscos o aplastadas. Si se hacen zumo se pierde la fibra. Y es mejor no tomar zumos envasados porque en realidad tienen muy poca fruta y demasiada azúcar.

- Se debe tener cuidado con el exceso de sal y de azúcar.

- Se desaconsejan comidas con riesgo de atragantamiento (frutos secos, uvas, aceitunas, golosinas).

C. Vacunas

Las vacunas que están dentro del calendario oficial de cada Comunidad Autónoma son gratuitas. Están recomendadas de forma universal. No todas las Comunidades Autónomas tienen el mismo calendario vacunal. Si se va a hacer un viaje al extranjero, se debe informar por si hace falta cualquier otro tipo de vacunas.

D. Promoción de la salud bucodental

- Se recomienda continuar con el cepillado de los dientes, que deberá iniciarse con la aparición de la dentición. El cepillado deben hacerlo los padres.

- Se puede poner un mínima cantidad de pasta de dientes infantil (1000 ppm de flúor) sobre el cepillo.

E. Recomendaciones para protegerse del sol

- La protección por excelencia es no exponerse al sol. La ropa es la forma más útil de protegerse del sol. Se recomienda una exposición a la luz solar de unos 15 minutos para activar a la vitamina D. Se recomienda llevar una gorra y gafas de sol con filtro UV.

 - Se aplicarán cremas de sol sobre la piel seca unos 30 minutos antes de la exposición. De nuevo aplicar cada dos horas y después del baño. Las cremas fotoprotectoras deben tener un factor de protección mayor de 15.

F. Prevención de accidentes (Decálogo de la Prevención de Accidentes)

- Se deben usar sistemas de retención infantil en el automóvil. El asiento más seguro es el central de la parte posterior. Nunca deberán ir en el asiento delantero.

- Los medicamentos y los productos limpieza deben estar fuera del alcance de los niños. Teléfono del Instituto de Toxicología: 91.562.04.20; disponible 24 horas.

- Los enchufes deben estar protegidos. No se deben colocar  sillas cerca de ventanas o balcones.

CRIBADOS

Son actividades que realizamos los profesionales orientadas a la detección precoz de enfermedades. De esta forma se puede hacer un tratamiento temprano. Se realizan en todas las revisiones.

¿Qué tipo de cribados se realizan entre los 12 y los 24 meses?

A. Cribado visual: En esta etapa se va a vigilar si hay un estrabismo. Puede ser causa posterior de un ojo vago o ambliopía. Los padres deberán fijarse si el niño tuerce los ojos, gira la cabeza de forma rara para mirar o parpadea frecuentemente.

B. Cribado de sordera y Cribado del lenguaje

- Aunque con grandes variaciones, a los 12 meses habitualmente dicen tres palabras con significado (Pej.- “mama”, “papa”, “agua”). Deben señalar un ruido inesperado o a personas u objetos familiares si se le pide. Entre los 18-24 meses usan frases de dos palabras. Señala las partes de su cuerpo. Y realiza órdenes sencillas. (Lee: Las primeras palabras (desarrollo del lenguaje infantil))

- Debemos alertarnos si a los 24 meses no dice “mama o papa” ni otros nombres. Si no responde a órdenes sencillas y no dice aproximadamente 25 palabras.

C. Cribado de desarrollo psicomotor: A los 12 meses suelen comienzan a caminar con apoyo. Deberemos alertarnos si a los 18 meses no anda sólo. 

Entre los 12 y 24 meses, comienzan hacer marcas o garabatos en el papel.

Revisado por Grupo PrevInfad (Prevención en la infancia y adolescencia) de la AEPap

Fecha de publicación: 21-10-2015
Autor/es: