Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Ayudando a aprender: cómo hacerlo en el niño preeescolar

  • pdf
  • friend
  • print
  • Googleplus
  • Twitter
  • Facebook
Fecha de publicación: 29-08-2017

Durante este tramo de edad los niños siguen aprendiendo muchas cosas y desarrollando de forma progresiva todo su potencial. A parte de todo lo que se les enseña en los colegios y centros infantiles, en casa también se debe jugar con ellos y estimular su desarrollo.

Como siempre, habrá que tener en cuenta la edad y capacidades del niño. Hay que adaptarse a su ritmo. Este es el aspecto más importante.

En cuanto a las actividades que se puede hacer con ellos a estas edades para desarrollar cada área nos podemos encontrar varias.

Para estimular la MOTRICIDAD GRUESA

  • Caminar de puntillas.

  • Saltar a la pata coja.

  • Subir escaleras alternando los pies.

  • Subir escaleras gateando.

  • Jugar en cuclillas.

  • Enseñarle a montar en bici cuando se pueda.

  • Para trabajar el equilibrio y la coordinación se les puede hacer caminar por un banco o cualquier lugar algo más elevado con los brazos abiertos. O saltar dentro de un aro con las piernas abiertas.

Para estimular la MOTRICIDAD FINA

Todos los juegos que mejoren esta área estarán también favoreciendo el desarrollo de la escritura, ya que de esta forma los niños cogerán mejor lápices, etc.

  • Dibujar.

  • Seguir con una pintura trazos horizontales, verticales, circulares y en forma de V.

  • Doblar una hoja de papel.

  • Abrochar y desabrochar botones y corchetes.

  • Subir y bajar cremalleras.

  • Atar lazos.

  • Abrir y cerrar una botella.

  • Hacer figuras y formas con plastilina.

  • Coger objetos pequeños con el índice y el pulgar y meterlos en botellas.

  • Enhebrar bolas o macarrones dentro de un cordón.

  • Hacerles coger un colador con una mano, con la otra una cuchara y echar por ejemplo “cola cao” con la cuchara dentro del colador.

Para estimular el LENGUAJE Y SOCIALIZACIÓN

Esta etapa es fundamental para el desarrollo del lenguaje. Normalmente éste se desarrolla de forma casi completa entre los 2 y los 6 años.

¿Qué se puede hacer?

  • Hablarles el mayor tiempo posible. Aprovechar cualquier ocasión.

  • Contarles cuentos. De esta forma van conociendo nombres de objetos y animales. Ayuda a coger el hábito de la lectura, y fomenta su creatividad e imaginación.

  • Enseñar fotos de animales u objetos para que los nombren.

  • Juegos de asociación auditiva. Por ejemplo, pedirle al niño que nombre 5 cosas que empiecen por “a”. O que complete frases que se le van diciendo.

  • Enseñarle a decir su nombre y apellidos.

  • Se le debe animar a expresar con lenguaje lo que quiere. Evitar que se haga entender solo por gestos.

  • Una buena actividad para el desarrollo del lenguaje es repasar y que el niño cuente él mismo las actividades que se han realizado durante el día.

  • Trabalenguas: ayudan al niño a desarrollar de mejor manera su habla y ejercitar la lengua para que tenga un lenguaje fluido.

Para estimular la LECTOESCRITURA

En niños ya de 4-5 años, para fomentar este aspecto, es básico que inicialmente se haya trabajado con ellos en la motricidad, sobretodo la fina, como se ha dicho antes. Después se puede, por ejemplo, iniciar en el conocimiento de las letras de manera sensorial. Por ejemplo, fabricando letras en diferentes materiales y que los niños las vayan reconociendo por la vista y por el tacto.

Fecha de publicación: 29-08-2017
Autor/es: