Formulario de búsqueda

Padres y pediatras
al cuidado de la infancia y la adolescencia

Nuestra Encuesta

¡La leche no es buena para la bronquitis!

Artículo relacionado: https://bit.ly/2AEZT6y

Área de usuario

Alfonsa Lora Espinosa

Pediatra
Centro de Salud “Puerta Blanca”.
Málaga

El juego de los 2-5 años

Pasar tiempo jugando con nuestros hijos es algo fundamental para su bienestar y su desarrollo. ¡Pruébalo! Verás como disfrutáis juntos. Es una edad ideal para ello.

¿Qué juguetes elijo para mis hijos, y por qué?

El juego es un pilar básico del desarrollo de los niños. Jugar y aprender es todo uno. Conocer el mundo y conocerse a sí mismo forma parte del juego. ¿Cómo escoger los juguetes de forma que sirvan mejor a esa función?

Mi hijo tiene asma

Si vuestro hijo es asmático os surgirán múltiples preguntas: el tratamiento, el deporte, el colegio, las pruebas médicas,… Os damos algunas respuestas que os puedan ayudar.

¿Cómo puede contribuir la familia en el tratamiento del niño con TDAH?

Si vuestro hijo ha sido diagnosticado de TDHA algunas pautas claras sobre como debéis manejar cada situación os ayudarán a mejorar su comportamiento y su rendimiento en la escuela. Con algunas ideas intentamos aconsejaros.

El niño y adolescente con trastorno por déficit de atención con/sin hiperactividad

El trastorno con déficit de atención e hiperactividad es un problema cada vez más conocido. Muchas veces es el propio colegio el que da la voz de alarma. Tiene tratamiento y puede mejorar en la mayoría de casos. Si tu hijo es hiperactivo toda información te vendrá bien.

El juego en los niños con discapacidad

El juego es importante para el desarrollo de cualquier niño. Si lo utilizamos bien, es muy útil también en la estimulación de niños con problemas. ¡Disfrutemos del juego en familia!

Importancia del juego en el desarrollo del niño

Los niños aprenden todos y cada uno de sus días y lo hacen jugando. El juego es una muy buena manera de enseñar a los niños a hablar, a relacionarse, a comportarse,…Juguemos con nuestros hijos, es tiempo “ganado”, no perdido. Disfrutemos de ellos.